miércoles, 30 de enero de 2013

Tarta de Sidra con todo corazón

Tarta de Sidra con todo corazón



¿Ya habéis pensado en algún postre especial para el día de San Valentín? ¿No? No puede ser... jejeje. 
Bueno, pues para aquellos que esteis pensando en hacer algo especial yo creo que en realidad puede servirnos cualquier postre que nos guste a nosotros y obviamente a nuestra pareja. Lo único que se necesita es darle un toque especial... vamos... forma de corazón, o cualquier otra cosilla que se nos ocurra.
Mi aportación en esta ocasión se trata de una tarta de Sidra. Si, si... una tarta de sidra, y como dije antes lo único que he hecho es darle un pequeño toque romántico: la adorné con manzana en forma de corazón!!!!

Tarta de Sidra con todo corazón

La tarta de sidra es una tarta que se conserva en el congelador y se saca unos minutos antes de ser consumida.
Para hacer esta tarta se necesita una base de bizcocho, evidentemente podemos usar la que más nos guste, incluso si no disponemos de mucho tiempo podemos comprar ya la base hecha. Yo prefiero hacer este. Tengo que deciros que las cantidades que doy para hacerlo son para hacer uno lo suficientemente grande como para partirlo en dos y así poder hacer dos tartas. En vuestra mano queda hacer la mitad de las cantidades o dividirlo en dos para utilizar la otra parte en otra cosa o incluso para hacer dos tartas. 
Además, como dije antes, al ser una tarta fría, el único impedimento para no hacer dos es que no tengamos suficiente sitio en el congelador. jeje. Bueno, en serio, yo la mayor parte de las veces dejo la otra mitad para los desayunos, siempre sabe a poco!!
Venga, vamos manos a la obra, empezamos con la cesta de la compra.

La cesta de la compra:
  • Para la base de bizcocho:
    • 3 huevos
    • 1 vaso de vino blanco
    • 1 vaso de aceite
    • 1 vaso de azúcar
    • 3 vasos de harina
    • 1 sobre de levadura en polvo
  • Para el relleno:
    • 1/2 litro de nata
    • 1/4 litro de sidra
    • 1 copa de licor de manzana
    • 200 gr de azúcar
    • 2 yemas de huevo
    • 12 láminas de gelatina neutra
  • para decorar:
    • manzana fileteada 
    • dos cucharadas de azúcar
Preparación:

Para hacer el bizcocho batimos bien los huevos y luego vamos incorporando el resto de los ingredientes mientras los batimos. Una vez bien mezclados todos los ingredientes echamos esta mezcla en un molde redondo previamente engrasado y enharinado. Horneamos a unos 180 ºC unos 18-20 min (hasta que esté cuajado) no lo hagas demasiado, que no se seque mucho.
Dejamos enfriar sobre una rejilla. La partimos en dos trozos horizontalmente, pues como dije anteriormente, sólo utilizaremos una parte.
Para hacer el relleno ponemos a remojo en agua fría la gelatina para que se hidrate. Mezclamos en un recipiente la sidra (yo utilizo sidra de escanciar, pero te sirve de otro tipo), el licor, el azúcar y las yemas. Una vez se hidrate la gelatina la estrujamos bien y la ponemos al calor unos segundos para que se deshaga, la incorporamos a la mezcla anterior. Montamos la nata y la incorporamos también.
Ponemos el bizcocho en un molde y sobre este echamos el relleno. Introducimos en el congelador un par de horas por lo menos, hasta que endurezca.
Vamos con la decoración. Mientras tanto pelamos la manzana y la fileteamos finamente. Con un cortador de galletas le damos forma de corazón. Ponemos en un cazo la manzana fileteada las dos cucharadas de azúcar y un poco de agua, hasta cubrir las manzanas. Lo ponemos al fuego para que hierva y lo dejamos unos minutos hasta que la manzana esté blandita (manejable). Dejamos enfriar.
Para finalizar ya sólo tenemos que decorar la tarta con estos corazones de manzana. Recuerda que se conserva mejor en el congelador pero acuérdate de sacarla con tiempo antes de comer para que no esté tan dura y además está mucho más rica.
Y listo!!! espero que guste mucho y la hagáis en cualquier ocasión, pues cualquier momento es bueno para tomar un trocito de esta rica tarta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...