domingo, 7 de abril de 2013

Hojaldres de Pollo


Los que me conoceis sois sabedores de mi pasión por el hojaldre. Tanto en dulce como en salado es un estupendo ingrediente en la cocina. La receta que presento en esta entrada es similar en aspecto a los hojaldres de queso, jamón y kumatos que aporté en otra entrada, aunque esta vez el relleno es muy diferente y algo más elaborado, pero poco eh!!
En esta ocasión los he rellenado de calabacín, berenjena, kumatos, pollo y queso rallado. Vamos con los ingredientes:

La lista de la compra:
  • una lámina de hojaldre
  • media berenjena
  • medio calabacín
  • 2 ó 3 tomates kumato
  • media pechuga de pollo o algo más (depende del tamaño)
  • queso rallado al gusto
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta negra molida
  • cominos molidos

Preparación:
Lavamos el calabacín y la berenjena. Los partimos en láminas finas. En una sartén con un chorrito de aceite echamos las lonchas de calabacín con una arenina de sal


Cuando esté un poco blando el calabacín añadimos las rodajas de berenjena.


Debemos remover muy a menudo pues dejaremos esta mezcla con un aspecto muy reducido y "caramelizado". Como podéis ver en la imagen nos hemos quedado con muy poca cantidad...


Reservamos la mezcla anterior en un recipiente aparte y en la misma sartén rehogaremos la pechuga de pollo que habremos picado previamente con la picadora. Eso sí, echa otro chorrito de aceite. Le echaremos una arena de sal, un poco de pimienta y de cominos. Reservamos


Desenrollamos el hojaldre y cortamos los kumatos en lonchas muy finas. Valen tomates de otro tipo? por supuesto; la razón de utilizar kumatos es porque sueltan menos agua al cocinarse. (y porque son mis preferidos, ssssshhhhh no se lo digas a nadie....)
Extendemos las rodajas de tomate sobre el hojaldre


Luego el preparado de berenjena y calabacín (es impresionante lo rica que está esta mezcla así según está)


A continuación extendemos el pollo.


Enrollamos...


Cortamos en rodajas y colocamos sobre una bandeja de horno...


Queso rallado... al gusto... Yo aproveché uno que tenía ya olvidado y que nadie quería... jajaja Lo piqué con la picadora y así a todos nos vuelve a gustar... 


Horneamos a unos 180ºC hasta que está dorado el hojaldre. Vos habéis dado cuenta que ya me saquearon uno?? No se puede una ni despistar un momento eh!! jajaja


Y listo!!! A comer se ha dicho...Está para chuparse los dedos. Espero que os guste.




4 comentarios:

  1. Tiene una pinta muy buena! A mi todo lo que lleve hojaldre, masa quebrada... me encanta. Así que, riquísimo. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya te digo... están riquísimas estas masas. Son mi perdición... jeje Bss

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...